Vacunación obligatoria: Estúpida, Inmoral, Irresponsable. Carta al British Medical Journey (BMJ)

8 Aprile 2021 Pubblicato da 2 Commenti

  

Marco Tosatti

Muy estimados Stilumcuriales, mientras continúa el ballet ondulante de las “vacunas”, con [stop and go] paradas y avances, alarmas y bloqueos, generalizadas o por niveles de edad, una prueba más, si es que se necesita alguna, de que el material que se inyecta puede ser peligroso o ineficaz, o ineficaz y peligroso a la vez, el gobierno querría impulsar la inoculación obligatoria de algunas categorías. A este respecto, ponemos en su conocimiento una carta aparecida en el British Medicine Journal. Lo firma Katya Polyakova, doctora y experimentada directora médica de un hospital en Kent [Inglaterra] con un importante currículum en lo que respecta, en particular, a la atención psiquiátrica de adolescentes y familias y muchos campos más. En síntesis, una persona que es interno al sistema sanitario británico. Feliz lectura.

Estimado director,

He tenido más vacunas en mi vida que la mayoría de la gente y vengo de un lugar de significativa experiencia personal y profesional en relación con esta pandemia, después de haber dirigido un servicio durante las 2 primeras olas y afrontado todas las contingencias que las acompañaron.

Pese a ello, con lo que estoy luchando actualmente es con la inexistente señalización de la realidad de la morbilidad causada por nuestro actual programa de vacunación en el interior del servicio sanitario y de la población del personal. Los niveles de enfermedad después de la vacunación no tienen precedentes y el personal está enfermando mucho y algunos con síntomas neurológicos, lo que está teniendo un gran impacto en el funcionamiento del servicio sanitario. Incluso los jóvenes y sanos están fuera de combate durante días, algunos durante semanas, y algunos requieren tratamiento médico. Se están sacando equipos enteros porque fueron a vacunarse juntos.

En este caso, la vacunación obligatoria es estúpida, inmoral e irresponsable cuando se trata de proteger a nuestro personal y la salud pública. Estamos en la fase voluntaria de la vacunación, y alentando al personal a tomar un producto no autorizado que impacta en su salud inmediata, y tengo experiencia directa de que el personal ha contraído el Covid DESPUÉS de la vacunación y probablemente lo ha transmitido. De hecho, se indica claramente que estos productos vacunales no ofrecen inmunidad ni detienen la transmisión. En ese caso, ¿por qué los aplicamos?

No se dispone de datos de seguridad longitudinales (como mucho un par de meses de datos de ensayos) y estos productos sólo están bajo licencia de emergencia. ¿Qué quiere decir que no hay efectos adversos longitudinales que podamos abordar y que podrían poner en riesgo a todo el sector sanitario?

La gripe es una gran asesina anual, inunda el sistema sanitario, mata a los jóvenes, a los ancianos y a los comórbidos, y sin embargo la gente puede elegir si se pone o no esa vacuna (que ya estaba en circulación desde hace mucho tiempo). Y se puede enumerar toda una serie de otros ejemplos de vacunas que no son obligatorias, pero que protegen contra enfermedades importantes.

La coerción y la imposición de tratamientos médicos a nuestro personal, a miembros del público, especialmente cuando los tratamientos están todavía en fase experimental, están firmemente en el reino de una distopía nazi totalitaria y se precipitan mucho más allá de nuestros valores éticos como guardianes de la salud.

Toda mi familia y yo hemos tenido COVID. Esto al igual que la mayoría de mis amigos, familiares y colegas. Hace poco perdí a un familiar relativamente joven con comorbilidad por insuficiencia cardíaca, derivada de una neumonía causada por COVID. A pesar de ello, jamás bajo los brazos y no estoy de acuerdo en que deberíamos abandonar nuestros principios liberales y nuestra posición internacional sobre la soberanía corporal, la libre elección informada y los derechos humanos, y sostener la coerción sin precedentes sobre los profesionales, los pacientes y las personas para que se sometan a tratamientos experimentales con datos de seguridad limitados. Esto y las políticas que lo acompañan son un peligro para nuestra sociedad más que cualquier otra cosa a la que nos hayamos enfrentado en el último año.

¿Qué pasó con “mi cuerpo, mi decisión”? ¿Qué pasó con el debate científico y abierto? Si no prescribo un antibiótico a un paciente que no lo necesita porque está sano, ¿soy un anti antibiótico? ¿O un negador de los antibióticos? ¿Quizás es la hora de que la gente reflexione realmente sobre lo que nos está sucediendo y adónde nos está llevando todo esto?

 

Publicado originalmente en italiano el 7 de abril de 2021, en https://www.marcotosatti.com/2021/04/07/vaccinazione-obbligatoria-stupida-immorale-irresponsabile-lettera-al-bmj/

Traducción al español por: José Arturo Quarracino

§§§

 





Ecco il collegamento per il libro.


STILUM CURIAE HA UN CANALE SU TELEGRAM

 @marcotosatti

(su TELEGRAM c’è anche un gruppo Stilum Curiae…)

E ANCHE SU VK.COM

stilumcuriae

SU FACEBOOK

cercate

seguite

Marco Tosatti




SE PENSATE CHE

 STILUM CURIAE SIA UTILE

SE PENSATE CHE

SENZA STILUM CURIAE 

 L’INFORMAZIONE NON SAREBBE LA STESSA

 AIUTATE STILUM CURIAE!

ANDATE ALLA HOME PAGE

SOTTO LA BIOGRAFIA

OPPURE CLICKATE QUI




Questo blog è il seguito naturale di San Pietro e Dintorni, presente su “La Stampa” fino a quando non fu troppo molesto.  Per chi fosse interessato al lavoro già svolto, ecco il link a San Pietro e Dintorni.

Se volete ricevere i nuovi articoli del blog, scrivete la vostra mail nella finestra a fianco.

L’articolo vi ha interessato? Condividetelo, se volete, sui social network, usando gli strumenti qui sotto.

Se invece volete aiutare sacerdoti “scomodi” in difficoltà, qui trovate il sito della Società di San Martino di Tours e di San Pio di Pietrelcina

Condividi i miei articoli:

Libri Marco Tosatti

Tag: , , ,

Categoria:

2 commenti

  • Horacio Boló ha detto:

    Vivo en Buenos Aires Argentina y soy médico y estoy en contacto con dos centros de primer nivel de la ciudad, uno privado y otro público y uno en el interior de la provincia de Buenos Aires.
    La realidad que yo conozco por información y contacto directo contradice totalmente lo afirmado por Tosatti. Aclaro que soy médico.
    Antes de la vacunación una sala de terapia intensiva estuvo cerrada durante más de un semana porque habían muerto dos médicos y un bioquímico por coronavirus y tenían varios enfermos de coronavirus. Desde que empezó la vacunación no se dio en ningún centro una situación semejante ni los ausentismos por reacciones a las vacuna afectaron las prestaciones. No conozco en ninguno de los centros nadie que tuviera una reacción grave a las vacunas. La realidad sanitaria que vivo no tiene nada que ver con lo descripto por el autor
    A esto agrego que la mayor parte de mis conocidos y familiares han sido vacunados y ninguno tuvo una reacción grave.

    • Marco Tosatti ha detto:

      Estimado señor, no es Marco Tosatti quien escribe la carta, sino un médico director de un hospital en Gran Bretaña. Y es sabido por todos que las terapias de las que hablas fueron preparadas en tiempos increíblemente más rápidos de lo normal, y de cuyos efectos poco se sabe, por admisión de las empresas farmacéuticas que las produjeron. Me alegro de que sus familiares estén bien. Pero las preocupaciones son legítimas y justificables.

Lascia un commento