Agostino Nobile. Relativismo, Vacunismo, Idiotismo

1 Aprile 2021 Pubblicato da Lascia il tuo commento

 

Marco Tosatti

Muy estimados Stilumcuriales, nuestro amigo Agostino Nobile nos ofrece esta melancólica reflexión sobre el estado mental de la mayoría de nuestros contemporáneos. No hay mucho para agregar. Buena lectura.

§§§ 

 

RELATIVISMO, VACUNISMO E IDIOTISMO

 

La teoría de Rousseau según la cual la educación del hombre la proporcionan la naturaleza, los hombres y las cosas, es hoy más que nunca apoyada por todos los centros de poder e influencia.

De esta teoría nacen la Revolución Francesa, las dictaduras del siglo pasado y la actual.

Estamos hablando del buenismo/relativismo, una ideología que aniquila la conciencia.

Hoy en día, en muchos países se puede alquilar el útero, utilizando a la mujer como una panadería que produce hijos. El relativismo ha hecho caer a la humanidad por debajo del nivel animal. Para confirmarlo, prueba a robar un animalito. Si la madre es débil la verás sufrir, si en cambio es fuerte tendrás que considerarte afortunado si llegas entero a tu casa.

Antes de que en los años 60s impusieran este gusano contra el sentido común, nadie en su sano juicio pensaba en el matrimonio entre personas del mismo sexo. Ni siquiera el comunismo y el nazismo llegaron a esta deshumanización.

Las leyes con el sufijo fobia, por ejemplo, fueron impuestas para tapar la boca a los que dicen que el rey está desnudo. El relativismo anula el sentido crítico, y si pensamos que el ser humano ha evolucionado gracias al sentido crítico innato, se entiende que esta ideología pretende la estupidización del hombre. Porque, al final, sin la chispa de la razón inculcada por Dios la ideología siempre acaba en desastre.

El vacunismo no es más que un hervor del relativismo que ha intoxicado a millones de personas.

Básicamente, el vacunador está privado de la fe, cree en la bondad de su facción política y le aterra la muerte. Si lo encierras en casa para darle una seguridad ficticia, cae por debajo del nivel de los animales. De hecho, si el animal no está encerrado en una jaula se escapa.

El imbécil vacunador, por el contrario, se queda en la jaula, aunque pueda escapar. Si posee computadora y un smartphone no lo mueves, ni siquiera si le das una patada en el trasero.

Voltaire, como sabemos, ha sido el devorador de sacerdotes por excelencia, pero a diferencia de su contemporáneo filósofo ginebrino, conocía la naturaleza del hombre: “Ciertamente, no querría tener que tratar con un príncipe ateo porque, si se le ocurriera tener interés en hacerme machacar en un mortero, estoy seguro de que lo haría sin dudarlo” (Diccionario filosófico – “Ateismo”, “Ateo”).

Los principios ateos actuales están presentes en las finanzas internacionales, las farmacéuticas, los gobiernos, la justicia, las escuelas, el Vaticano.

El vacunador/relativista en arresto domiciliario (traducido con el término inglés lockdown porque suena menos brutal), no ve más allá de su nariz. Por otro lado, los periodistas que exponen descaradamente su cara en las cadenas de televisión dicen que sólo la vacuna salva del Covid 19. Sólo entrevistan a los que están alineados con el no-pensamiento único. En la televisión nunca muestran a personas que con arresto domiciliario y sin trabajo están cerca de la depresión profunda y del suicidio. Llegan a hacer mucho más. Conociendo la naturaleza de los despistados, nuestros buenos periodistas siguen las tácticas de la psicología de las masas.

Alimentan la fiebre de las vacunas denunciando a los pícaros que se ponen la santa vacuna sin esperar su turno. La vacuna es tan valiosa que se va rápido. ¡Apúrate, corre, corre! Así que el tonto, sin hacer la más mínima investigación que derrote con evidencia científica esta pseudo panacea, se levanta a las seis de la mañana para que le inyecten el supuesto elixir de la vida.

No hay medicamentos en el mercado que no tengan prospectos que indiquen los principios activos y las contraindicaciones. Pero las vacunas parecen estar por encima de toda sospecha. Lo inyectan en una caja cerrada. Para no dar lugar a “alarmismos innecesarios” en la televisión rara vez se invita a investigadores autorizados, médicos de vanguardia y virólogos que confirman que hay medicamentos que están en condiciones de salvar del Covid sin contraindicaciones. Todo está chinescamente oscurecido.

Los vacunadores confirman en gran medida el pensamiento escrito hace unos años por el filósofo católico francés Fabrice Hadjadj. Ya lo he informado anteriormente, pero vale la pena volver a proponerlo. Es una entrevista de hace unos años: “Ya no vivimos de la fe, sino del crédito”. El progreso ha creado la “masacre sistemática de las almas, del embrutecimiento increíble del hombre reducido a un cerdo, acariciado y alimentado mientras se le oculta por qué se le hace esto, ¡para después sacrificarlo! […] EL HOMBRE NO CRECE HUMANAMENTE SI NO ES ESPIRITUALMENTE. […] La verdad es que si nuestra vida no tiene sentido, acabamos trabajando como brutos y consumimos en exceso para olvidarnos de pegar un tiro en la cabeza. La esperanza de convertirse en un dócil esclavo del sistema no es una esperanza, este optimismo de bajo grado corresponde a la desesperación más profunda. En realidad, desde hace medio siglo estamos sumidos en una desesperación a la que no nos atrevemos a dar un nombre”.

Hadjadj habló del hombre que es esclavo del mercado. Con el Covid 19 el hombre ha caído más bajo todavía. Por su vida miserable renuncia también a la libertad y al consumismo. Educado por la ideología relativista se apagará como una vela, pero su confianza en la televisión y en los políticos que han hecho de él un producto desechable no se verá afectada. Antes de exhalar su último aliento, quizá arrastrándose por el suelo de su casa con la sempiterna máscara, pensará que ha cumplido con su deber y se ha comportado como un ciudadano ejemplar. Pero sobre todo muere como un orgulloso héroe antifascista y antisoberanista.

 

Agostino Nobile

 

Publicado originalmente en italiano el 31 de marzo de 2021, en https://www.marcotosatti.com/2021/03/31/agostino-nobile-relativismo-vaccinismo-idiotismo/

Traducido al español por: José Arturo Quarracino

§§§

 




Ecco il collegamento per il libro.


STILUM CURIAE HA UN CANALE SU TELEGRAM

 @marcotosatti

(su TELEGRAM c’è anche un gruppo Stilum Curiae…)

E ANCHE SU VK.COM

stilumcuriae

SU FACEBOOK

cercate

seguite

Marco Tosatti




SE PENSATE CHE

 STILUM CURIAE SIA UTILE

SE PENSATE CHE

SENZA STILUM CURIAE 

 L’INFORMAZIONE NON SAREBBE LA STESSA

 AIUTATE STILUM CURIAE!

ANDATE ALLA HOME PAGE

SOTTO LA BIOGRAFIA

OPPURE CLICKATE QUI




Questo blog è il seguito naturale di San Pietro e Dintorni, presente su “La Stampa” fino a quando non fu troppo molesto.  Per chi fosse interessato al lavoro già svolto, ecco il link a San Pietro e Dintorni.

Se volete ricevere i nuovi articoli del blog, scrivete la vostra mail nella finestra a fianco.

L’articolo vi ha interessato? Condividetelo, se volete, sui social network, usando gli strumenti qui sotto.

Se invece volete aiutare sacerdoti “scomodi” in difficoltà, qui trovate il sito della Società di San Martino di Tours e di San Pio di Pietrelcina

Condividi i miei articoli:

Libri Marco Tosatti

Tag: , ,

Categoria:

Lascia un commento