LA ENTREVISTA DE VIGANÒ CON IL GIORNALE EN ESPAÑOL

10 Ottobre 2020 Pubblicato da Lascia il tuo commento

 

Marco Tosatti

Queridos amigos y enemigos de Stilum Curiae, Beatriz Andrade Iturribarria tradujo con gran generosidad, y nos envió, el texto en español de la entrevista que el arzobispo Viganò concedió a Francesco Boezi de Il Giornale. Gracias de nuevo a Beatriz, y buena lectura.

§§§

 

Francesco Boezi:  Monseñor Viganò, ¿por qué escribió una carta a favor de Trump?

Monseñor Viganò:  El 14 de agosto del 2011, Benedicto XVI me hizo saber que tenía la convicción de que en ese momento mi cargo providencial era la Nunciatura en los Estados Unidos de América. En aquel momento me escribió: “Me gustaría comunicarte que he reflexionado y orado en referencia a tu condición, después de los últimos eventos. La dolorosa noticia de la muerte de Su Excelencia Monseñor Pietro Sambi confirmó mi convicción de que su providencial posición en este momento es la Nunciatura en los Estados Unidos de América. Por otro lado, estoy seguro de que su conocimiento de este gran país, les ayudará a afrontar el exigente desafío de esta obra, que en muchos sentidos es crucial para el futuro de la Iglesia universal”.   Mi cargo oficial en ese inmenso y amado país ha terminado, pero aquel desafío al que el Papa Benedicto se refería  -casi proféticamente-  y en el que me había involucrado, [ahora]está más abierto que nunca, de hecho se ha vuelto cada vez más dramático, tomando dimensiones tremendas: el destino del mundo se está jugando ahora mismo, en el frente estadounidense.  Estando ahora ya libre de mi cargo oficial, la inspiración que me confió el Papa Benedicto XVI me permite dirigirme al Presidente Trump con la mayor libertad, destacando su papel en el contexto nacional e internacional, y en cuán decisiva es su misión, durante el choque de época que se va delineando en estos meses.

Francesco Boezi: ¿Incluso un choque de época?

Monseñor Viganò: La Santa Sede hoy  parece ser atacada por fuerzas enemigas. Hablo como Obispo, como sucesor de los apóstoles. El silencio de los Pastores es ensordecedor y perturbador. Algunos incluso prefieren apoyar el Nuevo Orden Mundial alineándose con las posiciones de Bergoglio y el Cardenal Parolin, el cual, como frecuentador del Club Bilderberg [1], se sometió servilmente a sus dictados, al igual que muchos políticos y que los principales medios de comunicación. Estoy convencido de que lo que denuncié en mi carta abierta al presidente Trump, el pasado mes de junio, sigue vigente y puede constituir una clave para comprender los hechos que estamos viviendo. [Aquella carta] Continúa siendo una invitación a la esperanza.

Francesco Boezi: La Iglesia católica estadounidense, en relación con las elecciones presidenciales y no solo por eso, parece dividida. El Papa dice que dividir es obra del diablo, pero la división del episcopado americano es evidente. ¿Qué ocurre?

Monseñor Viganò: La división dentro del episcopado estadounidense es el resultado de la acción ideológica llevada a cabo desde la década de los años sesenta, especialmente por parte de las universidades católicas  -y de manera particular, por los jesuitas-  en la formación de generaciones enteras de jóvenes. El adoctrinamiento progresista (en el frente político) y modernista (en el frente religioso) crearon un apoyo ideológico para el ´68, iniciado con el Concilio Vaticano II, tal y como lo confirma Benedicto XVI en su ensayo Principios de la Teología Católica: “La adhesión a un marxismo anárquico y utópico (…) fue sostenido en la primera línea, por muchos capellanes universitarios y asociaciones juveniles, que vieron florecer las esperanzas cristianas. El hecho dominante se encuentra en los sucesos de mayo de 1968 en Francia, en cuyas barricadas hubieron Dominicos y Jesuitas. La intercomunión celebrada durante una Misa ecuménica, con el propósito de dar apoyo a las barricadas, fue considerada una especie de hito en la historia de la salvación, una suerte de revelación que inauguró una nueva era del cristianismo”.

Francesco Boezi: ¿Una división que incumbe solo a los Estados Unidos?

Monseñor Viganò: Esta división en los Estados Unidos, que actualmente se ha hecho todavía más evidente, a causa de la inminencia de las elecciones presidenciales, también está muy extendida en Europa y en Italia: el vértice [los líderes] de la Iglesia ha decidido tomar una decisión radical  -y en mi opinión, malvada-, prefiriendo seguir el pensamiento dominante del ambientalismo, del inmigracionismo y de la ideología LGBT, en lugar de oponerse con valentía y proclamar fielmente la Verdad salvadora anunciada por Nuestro Señor.  Esta decisión que se remonta, al menos, a hace sesenta años, dió un salto hacia adelante a partir del 2013, con la elección de Jorge Mario Bergoglio.  Es significativo que incluso los jesuitas de entonces  -y toda la intelectualidad católica de izquierda-  vieran a la China de Mao, como un interlocutor privilegiado, casi un propulsor de las pretensiones de una supuesta renovación social; de la misma manera en que la actual La Civiltà Cattolica, del [Padre Jesuita] Spadaro, mira a la China de Xi Jinping.   Los jesuitas, que apoyaron a la guerrilla en América Latina y que estuvieron en las barricadas en mayo [1968] en Francia, hoy usan las redes sociales con reclamos similares: siempre con la mirada puesta en Beijing y con el mismo odio hacia América.

Francesco Boezi: Pero dividir es “obra del Demonio”…

Monseñor Viganò:  Es cierto que dividir es obra del Demonio: Satanás siembra división entre el hombre y su Creador; entre el alma y la Gracia. En cambio, el Señor no divide, sino que separa: crea un límite entre la Ciudad de Dios y la Ciudad de Satanás, entre los que Lo sirven y los que Lo combaten. Él mismo separará a los justos de los impíos en el día del Juicio (Mateo 25, 31-46), después de colocarse ‘como piedra de tropiezo’ (Romanos 9, 32-33). Si queremos seguir a Cristo y rechazar a Satanás, es una obligación separar la luz de las tinieblas; el bien del mal, de acuerdo con las Enseñanzas del Señor. Pero también es necesario separar, cuando se elige a aquellos que protegen mejor los derechos y la Fe de los católicos, de aquellos que solo de palabra [nominalmente] se proclaman católicos, pero que en los hechos promueven leyes que están claramente en contra de la Ley divina y de la Ley natural.   Así como es divisivo aquel Pastor que advierte al rebaño en contra los ataques de los lobos (Juan 10: 1-18)., ¿ No es divisorio acusar a Trump de no ser cristiano por el solo hecho de querer proteger las fronteras de la Nación y de evocar el espectro de la soberanía, como [si fuera un] desastre, al mismo tiempo que se favorece la trata [el tráfico] de seres humanos y se guarda silencio frente a la persecución de los cristianos en China y en otros lugares, y frente a las miles de profanaciones de iglesias que se están llevando a cabo en todo el mundo, a lo largo de los meses?

Francesco Boezi: Joe Biden es un abortista, pero algunos círculos católicos estadounidenses parecen pasar por alto este aspecto, por ejemplo James Martin. ¿Qué usted de ello?

Monseñor Viganò: El Padre James Martin, s.j. [Sacerdote Jesuita], es el abanderado de la ideología LGBT y a pesar de ello  -de hecho, en virtud de ello-  fue nombrado por Bergoglio como Consultor de la Secretaría de Comunicaciones, de la Santa Sede [2]. Su trabajo  -esto sí es verdaderamente “divisivo” en el peor sentido del término-  sirve para fortalecer dentro del cuerpo eclesial, una quinta columna de la agenda progresista, con el fin de crear una división ideológica y doctrinal dentro de la Iglesia y hacer creer que las exigencias del progresismo, incluida la llamada homoherejía, vienen de la base.  En realidad, sabemos bien que los fieles están mucho menos inclinados a las innovaciones, de aquello que se hace creer a la opinión pública, queriendo mostrar una supuesta “voluntad popular” para legitimar elecciones incompatibles con la Enseñanza perenne de la Iglesia, es una estratagema a la que ya se ha recurrido, tanto a nivel eclesial (pensemos en la reforma litúrgica, que nadie pidió) como a nivel civil (por ejemplo, la ideología de género).  Me permito recordar las palabras del Arzobispo estadounidense Monseñor Fulton J. Sheen (1895-1979):  “La negativa a pronunciarse sobre los grandes problemas morales, es en sí misma una decisión. Representa un asentimiento tácito al mal. La tragedia de nuestro tiempo es que los que creen en la virtud carecen de fuego y de convicción, mientras que los que creen en el vicio están llenos de convicción apasionada”.  Aprendamos a separar a quién está con Cristo de quién está en contra de Él, ya que no es posible servir a dos amos.

Francesco Boezi: Usted ha hablado de la “iglesia profunda”. ¿Es posible que ésta exista?, ¿por quién está compuesta?

Monseñor Viganó: La expresión “iglesia profunda” da una buena idea de lo que está sucediendo en paralelo a nivel político y eclesial. La estrategia y los objetivos son los mismos, y en última instancia, también lo son los hombres que están detrás de ella. En este sentido, la “iglesia profunda” es para la Iglesia lo que el “estado profundo” es para el Estado: un cuerpo extraño, ilegal, subversivo y desprovisto de toda legitimidad democrática, que utiliza la institución en la que se inserta, para lograr objetivos diametralmente opuestos a los de la propia institución.   Un ejemplo es John Podesta, “católico” liberal, demócrata , ex colaborador de Bill y Hillary Clinton,  vinculado al Centre for American progress [Centro para el Progreso Estadounidense] [3], de John Halpin. En un correo electrónico con fecha del 11 de febrero de 2012 [4], Sandy Newman le escribió a Podesta, pidiéndole instrucciones para “plantar las semillas de una revolución” en la Iglesia con respecto a la anticoncepción, el aborto y la igualdad de género.  Podesta le respondió [5] confirmando que para obtener esta “primavera de la Iglesia” (nótese la similitud con la “primavera conciliar”), se había creado la asociación Catholics in alliance for the common good [Católicos en alianza por el bien común] [6] y la asociación Catholics united [Católicos unidos] [7].  Estas asociaciones ultra progresistas fueron financiadas por George Soros [8], al igual que las fundaciones jesuitas [9] y el viaje apostólico de Bergoglio a los Estados Unidos, en 2015 [10].  También hay que recordar a la conspiración de la mafia de San Galo -encaminada a derrocar a Benedicto XVI-, que en conjunción con Obama y Clinton, considerando a Joseph Ratzinger como obstáculo para la difusión de la agenda mundialista [globalista]. [11]

Francesco Boezi:  Como católico y consagrado, usted ¿cómo juzga el trabajo de Trump?

Monseñor Viganò:  Me limitaré a analizar lo que hizo Trump durante los años de su mandato presidencial.  Ha defendido la vida de los no nacidos, recortando fondos a la multinacional de abortos Planned Parentood [12], en estos días recientes, emitiendo una disposición [13] que exige atención inmediata a los recién nacidos no asesinados [que sobrevivieron al aborto] por el aborto, a quienes se los dejaba morir o se los usaba para extraerles sus órganos, destinados a la venta. Trump está luchando en contra de la pederastia y del pedo-satanismo. No ha abierto nuevos frentes de guerra y ha reducido drásticamente los existentes, al estipular acuerdos de paz. Le devolvió a Dios el derecho a la ciudadanía, después de que Obama cancelara la Navidad e impusiera medidas que repugnan al alma religiosa de los estadounidenses.   También observo la guerra mediática que la Prensa y los centros de poder libran en contra el Presidente:  [Trump] a pesar de que ha obtenido democráticamente la mayoría de los votos, ha sido demonizado desde el 2016.  Es bien sabido que el odio hacia Trump  -no muy diferente de lo que ocurre en Italia hacia miembros de la oposición que son mucho más blandos [que Trump]-,  encuentra su motivación en la conciencia de su papel fundamental en la lucha contra el Estado profundo, y contra todos sus elementos internos y externos. La valiente denuncia del Comunismo  -del cual Antifa y BLM son la versión global y la dictadura china, la incubadora-  de alguna manera sana el silencio de la Iglesia, que a pesar de los sentidos llamamientos de la Virgen María en Fátima y [de la Virgen de] La Salette, no renuevan la condena de esta infernal ideología. Y si Monseñor Sánchez Sorondo puede afirmar impunemente  -contra toda evidencia-  que “China es el mejor implementador de la Doctrina Social de la Iglesia”, entonces las palabras del Presidente de los Estados Unidos y las no menos valientes de su Secretario de Estado, Pompeo, son de regocijo.

Francesco Boezi: Aparentemente, Bergoglio no se reunirá con el Secretario de Estado de Estados Unidos.

Monseñor Viganò: Ahora hemos llegado a la paradoja, al ridículo. Ciertas actitudes parecieran más adecuadas para los caprichos de un alumno indisciplinado, que para la prudencia y el protocolo diplomático. Pompeo denuncia la violación de los Derechos Humanos en China y la respuesta picada llega desde Santa Marta: “Ya no juego”. Estos son comportamientos indignos, de los cuales incluso los miembros del círculo mágico de Bergoglio comienzan a sentirse avergonzados, sin poder disimularlo. No solo no recibe al Secretario de Estado por haberse negado rotundamente a que los Estados Unidos se quedará quieto y mirando cómo es que la Iglesia se entrega a una dictadura feroz; además ni siquiera ha respondido a la solicitud del Cardenal Zen para ser recibido en audiencia [14], confirmando así la voluntad precisa del Vaticano, de renovar su sumisión al Partido Comunista Chino. [15]

Francesco Boezi: ¿Por qué ha organizado un Rosario por Trump? [16]

Monseñor Viganò: Muchos me urgieron a lanzar esta iniciativa y no dudé en unirme a ella, convirtiéndome en el promotor de esta cruzada espiritual. Se trata de una guerra sin cuartel, en la que “Satanás es liberado de las cadenas y de las puertas del infierno” intenta por todos los medios prevalecer sobre la Iglesia misma. Una contradicción similar se enfrenta sobre todo con la oración, con el arma invencible del Santo Rosario [17].  En la política, el compromiso de los católicos bajo la guía de sus Pastores, constituye una acción concreta como ciudadanos y como miembros tanto del Cuerpo Místico de Cristo como del cuerpo social. El católico no es un disociado: [que por un lado] en la Iglesia cree que Dios es el autor y Señor de la vida, y que [por el otro lado] en las urnas o en el parlamento, aprueba el asesinato de niños inocentes. Esta acción de orden natural se afianza –debe afianzarse- de la conciencia de que los asuntos humanos y  -con ellos-  los acontecimientos sociales y políticos, tienen una dimensión espiritual trascendente, en la que la intervención de la Divina Providencia, siempre es decisiva. Por eso, el católico no se aparta del mundo, no huye de la arena política, esperando pasivamente que el Señor intervenga con el rayo, sino que por el contrario, da sentido a sus acciones cotidianas, a su compromiso en la sociedad, dándole un alma, un propósito sobrenatural. En este sentido, la oración invoca al Señor del mundo y de la Historia,esas gracias y esa ayuda especial que solamente Él puede dar, tanto a la acción del ciudadano particular como a la obra del gobernante. Y si en el pasado incluso los reyes paganos pudieron ser instrumentos de bien en las manos de Dios, esto todavía puede suceder hoy, en un momento en el que la batalla bíblica entre “hijos de las tinieblas e hijos de la luz” ha alcanzado un punto crucial.

Francesco Boezi: Si Trump pierde, ¿qué escenarios le esperan a los católicos del mundo?

Monseñor Viganò: Si Trump pierde las elecciones presidenciales, fracasará el último kathèkon (II Tes 2, 6-7), es decir, lo que impide que se manifieste el “misterio de la iniquidad”, [si Trump pierde] la dictadura del Nuevo Orden Mundial, después de ya haber conquistado la propia causa de Bergoglio, tendrá un aliado en el nuevo Presidente estadounidense. Joe Biden no tiene una consistencia propia: él es solo la expresión de un poder que no se atreve a mostrarse por lo que es, y que se esconde detrás de un personaje totalmente inadecuado para el cargo de Presidente de los Estados Unidos, incluso para sus degradadas condiciones de salud mental. Es precisamente en su debilidad por las denuncias pendientes y en su chantaje por conflictos de interés, que Biden se muestra como un títere maniobrado por la élite, una marioneta en manos de gente sedienta de poder, dispuesta a hacer cualquier cosa para expandirlo. [Si Trump pierde] Nos encontraríamos ante una dictadura orwelliana deseada tanto por el “estado profundo”, como por la “iglesia profunda”, en la que los derechos que hoy consideramos fundamentales e inalienables, serían pisoteados con la complicidad de los medios masivos de comunicación.

Francesco Boezi: ¿Quiere usted destacar algo más?

Monseñor Viganò: Quiero resaltar que la religión universal auspiciada por Naciones Unidas y por la Masonería encuentra colaboradores activos en el liderazgo de la Iglesia Católica, que usurpan Su autoridad y adulteran Su Magisterio. El Cuerpo Místico de Cristo, puesto como única arca de salvación para la humanidad, , según la profecía del Venerable Arzobispo Fulton Sheen, se opone al “cuerpo místico del Anticristo”.  Ecumenismo, ambientalismo malthusiano, pansexualismo e inmigracionismo, son los nuevos dogmas de esta religión universal, cuyos ministros están preparando el advenimiento del Anticristo, antes de la última persecución y antes de la victoria definitiva de Nuestro Señor. Pero así como la gloriosa Resurrección del Salvador fue precedida por su Pasión y Muerte, así la Iglesia avanza hacia Su propio Calvario; y así como el Sanedrín pensó que había eliminado al Mesías al crucificarlo, así la infame secta cree que el eclipse de la Iglesia, es el preludio de su fin.  Así como la Madre de Dios, San Juan y la Magdalena permanecieron al pie de la Cruz, queda un “pequeño remanente”, formado por fervientes católicos.  Sabemos que los destinos del mundo no están en manos del hombre y que el Señor ha prometido no abandonar a Su Iglesia: “Los poderes del infierno no prevalecerán” (Mateo 16,18). Las palabras de Cristo son la roca de nuestra esperanza: “He aquí que siempre estoy con vosotros, hasta el fin de los tiempos” (Mateo 28, 20).

_________

Notas:

Es bastante común que ciertos contenidos “desaparezcan” en internet, por lo tanto, varios de los siguientes enlaces corresponden al resguardo que he hecho en archive.is  Por cosas que no entiendo de la nueva interfaz de Blogger, al clicarlos se genera un redireccionamiento. Tengan la absoluta certeza de que son enlaces totalmente seguros, es decir, sin virus de por medio.

[1] https://archive.is/BqHUn

[2] https://archive.is/LXllR

[3] https://archive.is/i3RUP

[4] https://archive.is/WZnRG

[5] https://archive.is/WZnRG

[6] https://archive.is/GSPT3

[7]

a) https://archive.is/Ufqjf

b)   https://archive.is/xSyJB

[8] https://archive.is/sqVU1

[9] https://archive.is/LiljN

[10]

a) https://archive.is/4ztdt#

b) https://archive.is/8xwtE

[11]

a) https://archive.is/FWxF2

b) https://archive.is/jzF6o

[12]

a) https://twitter.com/xiomirb/status/1089208960543010816

b) https://www.youtube.com/watch?v=H4UjIM9B9KQ&feature=emb_logo

c) https://www.youtube.com/watch?v=LZvgqzW8NQ0

d) https://www.youtube.com/watch?v=g1L_hsRUwQE

e) https://www.youtube.com/watch?v=6LPlHjP1DVw

f) https://www.youtube.com/watch?v=7rIEuyqUoOo

g) https://www.youtube.com/watch?v=5PBaik7fmrM

[13] https://archive.is/u7T5s

[14] https://iglesiachinasubterranea.blogspot.com/2020/09/el-cardenal-zen-vino-roma-y-el-papa-no.html

[15] https://iglesiachinasubterranea.blogspot.com/2020/10/asi-en-la-tierra-como-en-el-cielo.html

[16] https://ejercitovigano.blogspot.com/2020/09/el-santo-rosario-la-mas-poderosa-arma.html

[17] https://ejercitovigano.blogspot.com/2020/09/el-santo-rosario-la-mas-poderosa-arma.html

§§§

 




STILUM CURIAE HA UN CANALE SU TELEGRAM

 @marcotosatti

(su TELEGRAM c’è anche un gruppo Stilum Curiae…)

E ANCHE SU VK.COM

stilumcuriae

SU FACEBOOK C’È LA PAGINA

stilumcuriae




SE PENSATE CHE

 STILUM CURIAE SIA UTILE

SE PENSATE CHE

SENZA STILUM CURIAE 

 L’INFORMAZIONE NON SAREBBE LA STESSA

 AIUTATE STILUM CURIAE!

ANDATE ALLA HOME PAGE

SOTTO LA BIOGRAFIA

OPPURE CLICKATE QUI 




Questo blog è il seguito naturale di San Pietro e Dintorni, presente su “La Stampa” fino a quando non fu troppo molesto.  Per chi fosse interessato al lavoro già svolto, ecco il link a San Pietro e Dintorni.

Se volete ricevere i nuovi articoli del blog, scrivete la vostra mail nella finestra a fianco.

L’articolo vi ha interessato? Condividetelo, se volete, sui social network, usando gli strumenti qui sotto.

Se invece volete aiutare sacerdoti “scomodi” in difficoltà, qui trovate il sito della Società di San Martino di Tours e di San Pio di Pietrelcina

Condividi i miei articoli:

Libri Marco Tosatti

Tag: , , , ,

Categoria:

Lascia un commento