Bergoglio, los tercermundistas y la gran confusión en que vivimos. Bernardino Montejano.

11 Luglio 2024 Pubblicato da 1 Commento


Marco Tosatti

Queridos amigos y enemigos de Stilum Curiae, el profesor Bernardino Montejano, a quien agradecemos de corazón, ofrece a vuestra atención estas reflexiones sobre la visita del pontífice reinante a Trieste. Feliz lectura y compartir.

§§§

HABLEMOS DE DEMOCRACIA

El papa Francisco estuvo en Trieste, hermosa ciudad, con marcas imperiales, para clausurar la 50 Semana Social Católica Italiana y habló sobre la crisis de la democracia. Dijo: “así como la crisis de la democracia atraviesa diversas realidades y naciones, también la actitud de responsabilidad ante las transformaciones sociales interpela a todos los cristianos, donde quiera que vivan y trabajen, en cualquier lugar del mundo”.

Agregó que la palabra democracia “no coincide simplemente con el voto del pueblo, sino que exige crear las condiciones para que todos puedan expresarse y participar”.

Afirmó que la participación democrática debe inculcarse desde una edad temprana, para que los ciudadanos adopten un sentido crítico “frente a las tentaciones ideológicas y populistas”.

La crisis de la democracia es como “un corazón herido” en el que la corrupción y la exclusión social pueden abundar y el poder se vuelve autorreferencial e incapaz de servir a sus electores. Francisco aspira a “una democracia con un corazón sanado, con los principios de solidaridad y subsidiariedad que ayudan a construir los vínculos de la democracia, ya que fomentan la participación y superan la indiferencia que es “un cáncer de la democracia”.

Una vez más Francisco apela a los sueños de una democracia con el corazón sanado, porque ella “cultivando sueños para el futuro, involucra y llama a la participación personal y comunitaria”.

El texto de Francisco es de una pobreza “franciscana”; un palabrerío confuso e incomprensible, una ausencia de consideraciones morales, una omisión de referencias a la ley natural y a la ley divina positiva, presentes en los grandes textos de Pío XII y de Juan Pablo II, acerca del tema.

Hace mucho tiempo tuve un problema en la entonces existente Universidad Católica de Mar de Plata “Stella Maris” por no ser considerado suficientemente democrático. A los dos profesores que me denunciaron los invité a un diálogo en el Instituto de Derecho Político acerca del tema, pero ellos se negaron, porque para todo democratista, quien no le rinde culto a la diosa democracia es un hereje.

Ante la negativa, publiqué un folleto “La democracia según el magisterio de la Iglesia”, con prólogo del Dr. Germán Bidart Campo, decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires” y profesor de Derecho Político en la Universidad de Buenos Aires.

En el mismo, el destacado universitario escribe: “No por su brevedad, este denso trabajo del doctor Bernardino Montejano, deja de tener interés ilustrativo. En una apretada síntesis, se ofrece el lineamiento básico de la doctrina de la Iglesia en materia política. La enseñanza de los pontífices, ha sido siempre clara y concisa; expuesta con sencillez a las mentes menos preparadas, su profundidad no disminuye por el carácter elemental de las tesis desarrolladas. La Iglesia no desciende a cuestiones de opinión libre y divergente, sino que se encarga de suministrar las pautas fundamentales, donde la discrepancia sería temeraria”.

“Muchas son las obras que hasta hoy han desarrollado y desentrañado la doctrina de la Iglesia; pero el presente esquema, en sus escasas páginas, condensa con evidente dominio de la materia y brillo expositivo, aquellos puntos vertebrales en los que viene insistiendo el magisterio pontificio desde el siglo pasado”.

“El trabajo del doctor Montejano, que nos honramos en presentar, servirá sin duda para contribuir a la difusión de la Verdad en el arduo manejo de las cuestiones que atañen al origen, estructura y fin de la comunidad política”.

                                                                                          Germán J. Bidart Campos

La pequeña obra tiene como capitel un texto de Juan XXIII: “La adquisición de la verdad plena, íntegra y sincera, debe conducir necesariamente a la unión de los espíritus, de los corazones y de las acciones. Las disensiones, los litigios y los desacuerdos nacen en primer lugar del hecho de que la verdad no es conocida”.  (Encíclica Ad Petri Cathedram, 29/6/1959).

El opúsculo se desarrolla en los siguientes puntos: Fe en la palabra de Dios; Fundación de la Iglesia; Institución del magisterio; Desarrollo de la doctrina social; La enseñanza sobre las formas de gobierno; Un nuevo desarrollo de la doctrina social; Requisitos de la verdadera democracia; La representación política y la verdadera democracia; Pueblo y masa; Pueblo, masa y Estado; Bajo la tiranía de la masa; Una convivencia organizada conforme al orden natural; Un nuevo orden al servicio del hombre; Vigencia del principio de subsidiariedad.

En el texto aparecen citados los papas León XIII, san Pío X, Pío XI, Pío XII y Juan XXIII, Bidart Campos y el escritor francés Georges Bernanos, quien comparaba hombres de dos épocas y escribía: “El hombre de antaño no se parecía al de hoy. Nunca hubiese aquél formado parte de este rebaño que las democracias plutocráticas, marxistas o racistas alimentan para la fábrica y el osario”, en La France contre les robots, Robet Laffont, París, 1947, p. 70.

Cuando escribí este opúsculo tenía 25 años, pero la ventaja de haber tenido maestros del nivel del Padre Julio Meinvielle; Bergoglio que hoy tiene 87 también tuvo grandes profesores como el Padre Alfredo Sáenz, pero. como me confió el último ya de joven era muy “durazno” y lo que natura no da…

Por eso su título es técnico y como su soberbia es paralela a su vacío cultural, no se apoya en las Sagradas Escrituras, en los padres de la Iglesia, en los grandes teólogos ni doctores, en los papas anteriores y dice como lo hizo en Trieste, lo que le pasa por la cabeza, sin estudiar jamás, con absoluta irresponsabilidad, sembrando confusión y tinieblas.

Pero el diálogo llegó en Mar del Plata una noche en el Casino repleto: por un lado, un par de sacerdotes tercer mundanos; por el otro un par de herejes, no democráticos, un brillante profesor de economía política, Rodolfo Fuertes y yo. Las posiciones fueron irreductibles y el diario las reprodujo debajo de nuestras fotos: Dr. Rodolfo Fuertes: “Aléjate del dólar y vuélcate a los valores espirituales”, Pbro. Luis Gutiérrez quien junto al Pbro. Amado integraba el equipo tercer mundano: “Es hoy pecado más grave enviar capitales al extranjero que traicionar a la propia mujer”.

Amado murió joven. De Gutiérrez no tuve más noticias. Pero mediante el bergoglismo los tercer mundanos han triunfado y con ellos la gran confusión en la cual vivimos.

 Que Dios nos proteja.

Buenos Aires, 9 de julio de 2024.

Bernardino Montejano

§§§

Aiutate Stilum Curiae

IBAN: IT79N0200805319000400690898

BIC/SWIFT: UNCRITM1E35

§§§

Condividi i miei articoli:

Libri Marco Tosatti

Categoria:

1 commento

  • Amparo ha detto:

    En la Biblioteca de Autores Cristianos de Madrid tiene a su disposición, ilustre profesor, los dos volúmenes de la Doctrina Pontificia: Documentos políticos y Documentos Sociales. En ellos, aparte, los documentos de otros Papas, están los grandes Discursos de Pío XII que abarcan practicamente más de la mitad de ambos respectivos tomos. Conocerá usted, sin duda, con qué escrupulosidad preparaba el Papa Pacelli sus Mensajes y la sabiduría en ellos encerrada. Más aún, terminada la Segunda Guerra mundial, con el auge de las democracias y todo un mundo a reconstruir, las palabras de inmortal Pontíficie resuenan todavía como un clarín impetuoso.
    Post scriptum: Le agradecería que no llamase Papa a quien no lo es.

Lascia un commento