Gotti Tedeschi: Salvar al mundo es posible. Pero con valores y con moral

15 Settembre 2021 Pubblicato da Lascia il tuo commento

 

 

Marco Tosatti

Estimados amigos y enemigos de Stilum Curiae, con el permiso del autor volvemos a publicar el artículo del profesor Ettore Gotti Tedeschi aparecido hoy en La Verità. Feliz lectura.

§§§

La Verità – SALVAR AL MUNDO (Ettore Gotti Tedeschi)

Este podría ser un tiempo favorable para la creatividad de entender y explicar cómo salvar al mundo. En estos últimos días hemos leído consideraciones esclarecedoras realizadas por prestigiosos maestros del pensamiento o de las instituciones políticas. Consideraciones que ya se habían propuesto anteriormente, pero que fueron ignoradas. O eran tiempos diferentes o los proponentes no debían tener mucha credibilidad. Para ser creíbles hoy en día se debe haber ganado un premio Nobel o hay que ser el presidente de una institución internacional. En Cernobbio, el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, declaró que para reducir la deuda debe aumentar el PBI (“Basta de reglas para reducir la deuda, piensen en aumentar el PBI”).

Quién sabe, si lo hubiera dicho en 2011 podría haber salvado a nuestro país de la austeridad y los activos patrimoniales que lo han hundido, convirtiéndolo en el único país europeo que ha visto caer su PBI per cápita en los tres años transcurridos desde 2011, mientras que el resto de países europeos, siguiendo la propuesta de Stiglitz hoy, lo han aumentado exponencialmente.

Pasando a otro tema, hoy la OCDE ha descubierto, un poco tarde, que la renta de la ciudadanía debe reducirse. ¿Será que la OCDE se ha convertido en “la Liga del Norte”? Pero entre tantos descubrimientos, denunciados demasiado tarde, leí también una afirmación, ciertamente no nueva, pero para nada obvia, sobre la que vale la pena reflexionar. También en Cernobbio, en un clima de optimismo, nuestro ministro de Educación, Patrizio Bianchi, recordó con acierto que el desarrollo lo hacen las personas con sus habilidades. Las personas y las habilidades, por supuesto, pero el capital humano no sólo se compone de habilidades científicas y profesionales, sino también de valores morales y responsables, que dan a esas habilidades un sentido, una finalidad. Las habilidades son medios, que para ser bien utilizadas necesitan un fin.

Nunca antes este valor de la calidad humana había sido tan confuso, no reconocido, incluso mistificado. Tanto es así que podría decirse, con una aparente paradoja, que si bien el éxito no está al alcance de todos, sí lo está el poder ser moral en la propia conducta. En cambio, es claramente más fácil tener éxito que demostrar moralidad en la conducta. ¿Por qué? De hecho, no es muy fácil hoy en día conseguir vivir los valores morales, al haber sido confundidos, relativizados o incluso negados. El desarrollo verdadero y “sostenible” (utilizo esta expresión, que ya es tan ineludible como artificial) está constituido por un capital humano con una visión y una conducta moral orientada hacia un objetivo y hacia un bien común.

Nunca antes había sido tan necesaria una doctrina social propuesta por la Autoridad Moral que explique la verdad sobre la insostenibilidad de la crisis actual y del reinicio para resolverla. A este respecto, sugiero la lectura de un espléndido librito-entrevista: Salute o salvezza [“Salud o salvación”] (Fede&Cultura, 2021) de un prestigioso teólogo, el padre Nicola Bux, que explica al hombre de hoy lo que debe aprender a hacer para ser una persona criteriosa. Es decir, representar el verdadero capital humano, el que produce un verdadero desarrollo sostenible en el tiempo (como espera, con razón, nuestro ministro Bianchi). Es mucho lo que está en juego, y es relevante precisamente para la educación y la formación.

El lector de La Verità está ciertamente “educado” para reconocer la gran “partida de ajedrez” que se está jugando para unificar al máximo todo el mundo globalizado, aunque sólo sea para intentar que sobreviva después de los grandes reinicios fallidos concebidos en los últimos 50 años, olvidando que quienes componen el mundo globalizado no son todavía autómatas, sino personas, con una naturaleza propia. Como los grandes ajedrecistas parecen rechazar esta naturaleza, siguen jugando a pesar de ella y buscan continuamente valores de referencia que puedan sustituir a los ignorados. Valores que unen a los habitantes de todo el mundo distrayéndolos de sus valores tradicionales, culturales y religiosos. El valor común “impuesto” durante un par de décadas hasta ayer era el ecologismo, hoy es más bien el sanitarismo y el ecologismo.

Subestimando, o incluso ignorando el valor de la “dignidad” de la persona humana y proponiendo un nuevo humanismo y una nueva antropología. Todos juegan en el tablero de ajedrez: reyes, reinas, caballos, sólo falta el alfil moral. Desaparecido. Así, falta la posibilidad de dejar que la famosa razón juegue la partida de ajedrez, dejando que las idolatrías y las utopías jueguen en su lugar. Es la razón que no ignora el sentido moral la que explica cuáles son las verdaderas causas y orígenes de las actuales crisis, aparentemente irresolubles. De hecho, las causas originales no están en los sistemas (políticos, económicos, sociales…), sino en los desequilibrios de las leyes naturales (no reconocidas). ¿Desequilibrios creados por un exceso de libertad, por la confusión sobre lo que es verdadero o falso, orden o desorden, humano o inhumano? Por supuesto, cabe preguntarse en forma polémica qué es lo humano y qué es lo natural. Es bueno preguntárselo, pero es mejor buscar la respuesta mientras se está a tiempo.

Hasta ayer, los que pretendían unificar el mundo eran intelectuales, políticos con ideales, empresarios, con una visión inspirada en los valores comunes de la civilización. Hoy son sustituidos por plataformas, fondos de inversión, lobbies globales, ideólogos digitales, profetas de nuevas religiones universales. Que pueden aumentar el riesgo de formar las condiciones previas para futuros reinicios eternos que prescinidirán cada vez más del único valor unificador verdadero: la dignidad única de la persona humana. Los que entiendan esto podrán incluso pensar que pueden gobernar éticamente el mundo o, en cambio, ser perseguidos en el mundo por esta misma razón. El folleto de Don Nicola Bux, por ejemplo, ayuda a entenderlo. Como explicó Benedicto XVI en Caritas in Veritate, estas crisis no se resuelven cambiando los instrumentos, sino cambiando al hombre. Al igual que estas oportunidades de crecimiento y desarrollo deben tener como objetivo a la criatura humana. Si no, ¡adiós a la “sostenibilidad”!

 

Ettore Gotti Tedeschi

Publicado originalmente en italiano el 10 de setiembre de 2021, en https://www.marcotosatti.com/2021/09/10/gotti-tedeschi-salvare-il-mondo-e-possibile-ma-con-valori-e-morale/

 

Traducción al español por: José Arturo Quarracino

§§§




SE PENSATE CHE

 STILUM CURIAE SIA UTILE

SE PENSATE CHE

SENZA STILUM CURIAE 

L’INFORMAZIONE NON SAREBBE LA STESSA

 AIUTATE STILUM CURIAE!

*

Chi desidera sostenere il lavoro di libera informazione, e di libera discussione e confronto costituito da Stilum Curiae, può farlo con una donazione su questo conto, intestato al sottoscritto:

IBAN:  IT24J0200805205000400690898

*

Oppure su PayPal, marco tosatti

*

La causale può essere: Donazione Stilum Curiae




Ecco il collegamento per il libro in italiano.

And here is the link to the book in English.

Y este es el enlace al libro en español


STILUM CURIAE HA UN CANALE SU TELEGRAM

 @marcotosatti

(su TELEGRAM c’è anche un gruppo Stilum Curiae…)

E ANCHE SU VK.COM

stilumcuriae

SU FACEBOOK

cercate

seguite

Marco Tosatti




SE PENSATE CHE

 STILUM CURIAE SIA UTILE

SE PENSATE CHE

SENZA STILUM CURIAE 

L’INFORMAZIONE NON SAREBBE LA STESSA

 AIUTATE STILUM CURIAE!

*

Chi desidera sostenere il lavoro di libera informazione, e di libera discussione e confronto costituito da Stilum Curiae, può farlo con una donazione su questo conto, intestato al sottoscritto:

IBAN:  IT24J0200805205000400690898

*

Oppure su PayPal, marco tosatti

*

La causale può essere: Donazione Stilum Curiae




Questo blog è il seguito naturale di San Pietro e Dintorni, presente su “La Stampa” fino a quando non fu troppo molesto.  Per chi fosse interessato al lavoro già svolto, ecco il link a San Pietro e Dintorni.

Se volete ricevere i nuovi articoli del blog, scrivete la vostra mail nella finestra a fianco.

L’articolo vi ha interessato? Condividetelo, se volete, sui social network, usando gli strumenti qui sotto

Condividi i miei articoli:

Libri Marco Tosatti

Tag: ,

Categoria:

Lascia un commento