MISA Y CORONAVIRUS. ABOGADO PATRUNO: ES UN PROBLEMA FALSO…

11 Marzo 2020 Pubblicato da --

Marco Tosatti

Queridos amigos y enemigos de Stilum Curiæ, el tema de la prohibición de las Misas por el coronavirus, continua suscitando discusión en el mundo católico. Stilum Curiæ ha recibido esta carta muy interesante del abogado Francesco Patruno, y la comparte con Ustedes.

Buena lectura.

§§§

Gentilísimo Dr. Tosatti,

He leido la contribución del colega Adernò. Y francamente me ha dejado perplejo. En primer lugar, la disposición de la ley decreto gubernativo no se dirige solo a los católicos, sino a todas las confesiones. También hacia las reuniones de los hebreos, pesa la prohibición.

La ley no habla de “ceremonias católicas”, sino latu sensu de “ceremonias religiosas”, sin calificar si estas son católicas, hebreas, valdeses u ortodoxas. Tanto es así que también esas diversas confesiones han adoptado medidas semejantes.

No hay ninguna violación de la libertad religiosa de los católicos, ni violación de ley o de la Constitución porque también otras normas de ley cualifican las celebraciones religiosas. Por ejemplo, el Texto Único de ley de la Seguridad Pública habla de “ceremonias religiosas” en el art.25. Y en el art.26 de este texto de ley sanciona que el superintendente pueda prohibirlas, por razones de seguridad y sanidad pública. Obviamente, es en referencia a situaciones sociales.

Por lo cual no exíste ninguna violación de la ley cuando el decreto de ley habla de “ceremonias religiosas”, visto que es la terminología adoptada también por otros textos legislativos.

No me parece además que haya alguna violación de la libertad religiosa, porque la misma Constitución permite límites “por motivos de sanidad y seguridad” a la libertad de circulación de los ciudadanos (art.16) y de reunión en lugares públicos (art.17). El art.120 de la Constitución prevee poderes del Gobierno para sustituir a los de las regiones, entre otros casos, en “peligro grave para la incolumidad y la seguridad pública”, “cuando lo requiera la tutela de la unidad jurídica o económica y en particular la tutela de los niveles básicos de calidad concernientes a los derechos civiles y sociales”.

Por otra parte, el art.9,coma 2, de la Convención europea para los derechos del hombre establece: “La libertad de manifestar la propia religión o el propio credo no puede ser objeto de restricción diverso de aquellas que estan establecidas por la ley y que constituyen medidas necesarias, en una sociedad democrática, a la seguridad pública, a la protección del orden, de la salud o de la moral pública, o a la protección de los derechos y de la libertad de los demás”.

La Convención europea, en el ámbito italiano, asume valor obligatorio e interpretativo de las mismas normas constitucionales, de casi valor equivalente (habiendo sido la Convención también derivada de la Constitución Europea).

Por lo que ella prevee limitaciones a la libertad de manifestación de la propia religión por razones de salud y moral públicas. En cuanto a la Iglesia no se si se ha mostrado condescendiente hacia el Estado. Ciertamente ella ha interpretado, -como es justo que hiciera- la expresión “ceremonias religiosas” como “celebraciones eucarísticas”. Por lo que, su competencia interpretativa, la que invoca Adernò, ha sido formalmente mantenida.

Lo que ciertamente la Iglesia no tiene es la competencia sanitaria para poder juzgar si se presenta o no un estado de emergencia sanitaria o que exísta una epidemia o un peligro para la salud pública. Esto no es tarea de la Iglesia.

¿Son excesivas las medidas de suspensión pública de las celebraciones cultuales? No se decirlo, también porque la bondad o menos de semejantes suspenciones lo podrá decir el tiempo: si se frena la epidemia, mucho se habrá ganado.

¿La Iglesia habría podido hacer más? . No lo se. ¿Habría podido decir al Estado: cierra también los restaurantes y los bares?. Quizás. Pero aún esto no es competencia de la Iglesia decirlo, visto que, en ese caso, habría entrado cojeando en el ámbito de las decisiones político-sanitarias del gobierno.

Ciertamente tenemos el ejemplo de la peste manzoniana: la procesión con el cuerpo de San Carlos por las calles de Milán, guiadas por el célebre cardenal Federigo, contra la opinión de médicos como Ludovico Settala, en junio de 1630, lejos de disminuir los contagios, hizo propagarlos, porque en la época no se sabía nada de virus y bacterias y se creia que el morbo se difundía por obra de los untori*, es decir por acción humana, por lo que para evitar los contagios era suficiente tener bajo control a estos individuos, en alerta con los casos de los sospechosos. Famoso es el caso del viejecillo linchado por la turba, sorprendido quitando el polvo amarillento de su silla en la iglesia de San Antonio, en Milán. Y para los que son de Milán, la historia de la columna en llamas, tenía que insidir en las creencias de la época.

¿Se podía hacer más? Lo dudo. Pero quizás sí: llamando a los fieles al hecho que el ayuno forzado de la Eucaristía, es un sacrificio que se puede soportar por el bien, además del nuestro, el del prójimo, porque nos es dado el honor de custodiar la vida del prójimo.

¿Y quién es el prójimo? En primer lugar el que vive al lado; sobretodo las personas más débiles, como los niños, los ancianos y los enfermos de nuestras familias.

También los amigos, los colegas de trabajo, y finalmente los inmunodeficientes, es decir aquellos que, por varias patologias, estan más expuestos a contraer enfermedades virales. En un contexto social infestado en el que se difunde una enfermedad, se les expone mas que a los otros, haciendoles arriesgar parar en terapia intensiva. Y quizás la muerte.

Podemos tomar riesgos para nosotros mismos, pero ninguno vive en una isla desierta, por lo que una persona se puede arriesgar y a lo mejor todo termina alli. Vivimos en un contexto social y familiar, que nos impone estar pendientes incluso por la salud de los que nos estan cerca. Por lo que, aun si quisiéramos arriesgar en primera persona, no lo podemos hacer porque igual expone al riesgo a quien está junto a nosotros.

El amor de Dios pasa através del amor al prójimo. Y amor al prójimo significa querer el bien del prójimo, sin perjudicarlo o exponerlo al peligro, aun involuntario.

Y si la quisiéramos decir completa, no es problema lo de no poder asistir a la Misa porque han habido católicos que se han santificado sin haber visto nunca una Misa (como los japoneses que por más de dos siglos no pudieron tener un sacerdote); y no es cosa de poder tomar o no la comunión porque muchos santos del pasado (por ejemplo, los santos padres del desierto) recibían la comunión para la synaxis dos o tres veces al año y quizás menos. Por lo que es un falso problema lo de no poder asistir a la misa o no poder recibir la Comunión.

Francesco Patruno, abogado.

§§§

*Por untore se conocía al individuo sospechoso, durante los períodos de la peste, de espolvorear en los lugares donde las personas entraban en contacto frecuentemente, tales como los tiradores de las puertas, una sustancia amarillenta (así lo describe Manzoni) con el fin de infectar a los habitantes de las ciudades con la enfermedad. Contra los «untori» a menudo se alzaron la ira popular y la persecución judicial. La creencia estaba tan extendida, que se les atribuyó la propagación de la plaga, provocando una persecución contra ellos.

§§§




 

STILUM CURIAE HA UN CANALE SU TELEGRAM

 @marcotosatti

E ANCHE SU VK.COM

stilumcuriae

SU FACEBOOK C’È LA PAGINA

stilumcuriae




SE PENSATE CHE

  STILUM CURIAE SIA UTILE

SE PENSATE CHE

SENZA STILUM CURIAE 

 L’INFORMAZIONE NON SAREBBE LA STESSA

 AIUTATE STILUM CURIAE!

ANDATE ALLA HOME PAGE

SOTTO LA BIOGRAFIA 

OPPURE CLICKATE QUI 




Questo blog è il seguito naturale di San Pietro e Dintorni, presente su “La Stampa” fino a quando non fu troppo molesto.  Per chi fosse interessato al lavoro già svolto, ecco il link a San Pietro e Dintorni.

Se volete ricevere i nuovi articoli del blog, scrivete la vostra mail nella finestra a fianco.

L’articolo vi ha interessato? Condividetelo, se volete, sui social network, usando gli strumenti qui sotto.

Se invece volete aiutare sacerdoti “scomodi” in difficoltà, qui trovate il sito della Società di San Martino di Tours e di San Pio di Pietrelcina


LIBRI DI MARCO TOSATTI

Se siete interessati a un libro, cliccate sul titolo….


Viganò e il Papa


FATIMA, IL SEGRETO NON SVELATO E IL FUTURO DELLA CHIESA

Fatima El segreto no desvelado

  SANTI INDEMONIATI: CASI STRAORDINARI DI POSSESSIONE

  PADRE PIO CONTRO SATANA. LA BATTAGLIA FINALE

  Padre Pío contra Satanás

La vera storia del Mussa Dagh

Mussa Dagh. Gli eroi traditi

Inchiesta sul demonio

Tag: , , ,

Categoria:

Questo articolo è stato scritto da Marco Tosatti

I commenti sono chiusi.